jueves, abril 02, 2009

Corazón de león


"Y hubo tanto ruido
que al final
llegó el final"
Joaquin Sabina - Cantautor

Corazón de león huyó temprano de la tristeza. No supo lo fácil que hubiera sido emplazarla, diluirla. A cambio eligió la ruptura de un abrazo, el prestigio quebrado, una ausencia esponjada sobre el respaldar de un lecho mortecino, sin aroma de cordura.
En esos simulacros de resurrección, mis pies con huellas de derrota no sirvieron de antídoto.
Bienaventurada yo, que no me introduje en la mente azabache ni en proverbios incoherentes.
Hoy solo albergo absolutos, liviandad y la gracia de los peces inquietos que alguna vez, cautivos, nadaban en un tarro de harina refinada.
Acuarela Martínez.
02-04-2009. (8)

Lo que no he contado

Al salir, no sabía el rumbo que tomaría mi equipaje, ni mis pasos. Fue un salto desesperado para acabar con mi propia pesad...