jueves, mayo 23, 2013

Fruto prohibido



Le miro
intermitente y necia
incoherente
él se repliega
vacilante entre el avance y el retroceso
y entonces
mi lengua juega
se desliza en un extremo de mi boca

Su expresión cambia
se transforma en fruto prohibido
mientras le conquisto
me aventajo

y lo hago
presa indefensa

Lo que no he contado

Al salir, no sabía el rumbo que tomaría mi equipaje, ni mis pasos. Fue un salto desesperado para acabar con mi propia pesad...