viernes, junio 26, 2009

Instrucciones para llorar desapercibidamente




Hágase de una servilleta, preferiblemente de papel. Dóblela de forma triangular varias veces. Siempre debe quedar triangular, de manera que tenga 3 oportunidades, tres puntas de donde sacarle provecho a la acción.
Tome una de las puntas y asegúrese de atrapar cada lágrima que salga, antes de que pueda humedecer los párpados.
Cuando esta punta esté lo suficientemente húmeda, use la siguiente.
La servilleta de papel tiene la particularidad de ser muy absorbente, lo que significa que la lágrima quedará completamente atrapada en la fibra, impidiendo que se desborde a las mejillas.
Una vez que los deseos de llorar comienzan a ceder, respire profundo, de esta forma sus fosas nasales se expanden y dejan de enrojecerse, con lo cual Ud. garantiza pasar inadvertido en cualquier sitio, atestado o no de gente, sin que éstos adviertan la gran pena que le embarga.

jueves, junio 25, 2009

El títere




En las últimas horas de una tarde de mayo, de sus primeros días, la feria ofrecía a sus transeúntes una gran variedad de objetos para llevar de recuerdo de su paso por el colorido festejo.Un fantoche con alma, tímidamente destilaba sonrisas con el fin caer gracioso y ser adquirido, dando fin a su inmensa soledad.

Del otro lado del mostrador, las niñas más codiciadas de la alta sociedad se paseaban hinchadas de lujos, exhibiendo hermosos ropajes.

Fue ella, la más caprichosa quien fijó su mirada en aquella marioneta que no parecía tener vida y cosiendo soledades, la obtuvo por unos cuantos centavos que no mermaban su nutrida billetera.

El muñeco creyó haber conseguido la libertad, se hizo ideas de abolir la soledad que lo invadía, sin embargo, cayó en una prisión aún más profunda.

Algún día, un hada se apareció y le vaticinó que si alguien con profundo amor lo rozaba, convertiría su alma en un don preciado y eso pensó aquel hermoso muñeco. Sin embargo, su actual dueña guardaba siempre su postura de ataque ante cualquier mueca que mostrara, le hizo renunciar a sus atributos y le asesinó lo más sublime que puede cargar un ser sobre sus hombros... el alma.

Así pues, el títere cambió su voluntad por un poco de presencia que mitigara su aislamiento del mundo, substituyó las sonrisas por las palabras oxidadas y nunca más por su mente pasearon los deseos de actuar por cuenta propia. Frases engrasadas de amargura, mordiscos y muecas de disgusto, y un castigo diario por pronunciar algún antojo miedoso.

El títere sigue allí, tirado por los hilos de la sociedad, ahogando los sueños de grandeza que solo conforman un poco de tranquilidad. Pero cómodo y seguro, sin riesgos, sin amenazas. Caliente duerme todas las noches bajo el manto de la soledad y consume sus miserias cada mañana en un desayuno que augura el martirio y la persecución a lo largo de los días.

Un día se asomó a la ventana y alcanzó a escuchar el sonido de la emancipación, claro, cristalino, atrayente, pero sus ambiciones de alcanzarla fueron mutiladas por la manipulación de su dueña, quien, en hábiles maniobras logró hacerle entender que no importa lo que el alma soporte, que las metas llegan solas y no hay nada que arriesgar, que los gestos de pesadumbre logran al final de los días ser parte de la costumbre y que la monotonía es el único camino seguro a seguir.


miércoles, junio 10, 2009

a la suprema presencia

que permite que la diosa me habite siempre


a todo aquel que creyó en mi verbo de forma auténtica,
porque estas manos no se resignan a la quietud,
ahora que de la vida, tengo una certeza
Acuarela Martínez

Por creer en mi...



Monte Ávila Editores Latinoamericana anuncia ganadores de la VII Edición del Concurso para Autores Inéditos 2009
El premio consiste en la entrega de Bs. 1.500,oo y la publicación de las obras seleccionadas en esta casa editora.
Prensa MAELCA (08.06.09) El Ministerio del Poder Popular para la Cultura a través de Monte Ávila Editores anuncia y felicita a los ganadores del Concurso para Autores Inéditos 2009. Los siguientes son los resultados en los géneros poesía, narrativa, ensayo, dramaturgia y Literatura para Niños, Niñas y Jóvenes.
En esta oportunidad el jurado de poesía estuvo conformado por Beverly Pérez Rego, Carmen Isabel Maracara y Gonzalo Fragui. Las obras ganadoras en este género son Incluso cuando nada digo de Acuarela Martínez y Poética doméstica de Linsabel Noguera.
Al decir de los miembros del jurado el poemario Incluso cuando nada digo “aborda lo amoroso sin cortapisas, la sensualidad se expresa en una voz donde lo femenino se hace cuerpo de una poética. El verbo se alza desde la contundencia, con imágenes limpias, despojadas de ripios y retórica.”
Los poetas encargados de la deliberación consideraron que con un “tono íntimo, de confidencia, se conforma la propuesta escritural de Linsabel Noguera en Poética doméstica, en la que lo femenino, la evocación de la infancia, de los afectos, se entrelazan con un presente donde lo cotidiano lacera o construye un universo nuevo. Y en este corpus, no están ajenos los lugares en los que se transita, haciendo así una simbiosis de lo amoroso en la que participa el sujeto amado pero también la ciudad y sus avatares.”
Juan Antonio Calzadilla, Mariana Libertad Suárez y Alberto Rodríguez Carucci dictaron el veredicto en ensayo. Seleccionaron los trabajos Amor e insurgencia. La poesía de Víctor Valera Mora de Betulio Alirio Bravo Arteaga; La caída perenne. Ensayos sobre el tema de la muerte en los poemarios Élegos y Muerte y Memoria, de Eugenio Montejo, de Eduardo Tovar Zamora y De la retórica a la ideología. (Un análisis de No escuches su canción de trueno, de José Roberto Duque), de Rebeca Pineda Burgos.
El jurado premió la obra de Betulio Bravo por “tratarse de una obra de comunicación eficiente, que -empleando nuevas categorías de análisis- hace una indagación justa y atendible sobre la escritura de un poeta que amerita estudio y nuevas revisiones. Asimismo, se trata de un trabajo con amplio sentido histórico que brinda contextos interesantes para el lector”. Otro de los ganadores, Eduardo Tovar Zamora, resultó premiado por “abordar un tema de innegable interés dentro de los estudios literarios venezolanos, con evidente apego al discurso académico y una claridad expositiva suficiente para convertirlo en un texto analítico y, a la vez, de fácil lectura.”
El estudio De la retórica a la ideología de Rebeca Pineda Burgos fue seleccionado por “su audaz y sugerente lectura de los imaginarios contraculturales y de sus códigos expresivos en las periferias urbanas, según las representaciones discursivas de la complejidad vivencial, dramática y emotiva elaboradas con habilidad en la narración de un escritor venezolano de hoy.”
En dramaturgia resultaron seleccionadas tres obras: Breves de Daniela Jaimes Borges, Cambiemos de vida de Adolfo Oliveira Otero y Blushon dorado de Carlos Miguel Carrillo Requena. Según Elio Palencia, Alberto Sánchez y Néstor Caballero, miembros del jurado Breves fue elegida por “su alto nivel formal y de contenido. Gran ejercicio imaginativo y de libertad expresiva. Indagación en temáticas esenciales del ser humano: la culpa y la culpabilización propia y del otro, el castigo social e interiorizado, la complejidad de las relaciones de dependencia, en tonalidad sartreana. Alicatada estructura y progresión dramáticas, así como excelente elaboración de personajes. Preciso sentido del tiempo y el espacio teatral. Propuesta muy contemporánea, en relación tanto a lo literario como a lo específicamente escénico. Gran dosis de poesía.”
Cambiemos de vida se destaca por “su gran potencia dramática, contemporaneidad formal y de contenido. Eficaz estructura y excelente progresión dramática, con un planteamiento más allá de lo inmediato, mordaz, crítico y depurado humor.” Mientras que Blushon dorado resultó ganadora por “su gran manejo del lenguaje popular venezolano expresado en el conocimiento de los recursos escénicos, revelando nuevas alternativas de relación familiar y sus complejidades, indagando en temáticas como género, diversidad sexual, deseo, machismo y familia.”
El jurado de dramaturgia reconoció “con gran satisfacción la voluntad ética y estética de las obras participantes, donde existe un evidente interés por indagar en temas que funcionen dialécticamente en las esencialidades humanas.”
El jurado en la especialidad Literatura para Niños, Niñas y Jóvenes estuvo integrado por Mireya Tabuas, Armando José Sequera y Yurinis Prieto. Declararon el premio desierto debido a la ausencia de libros de calidad uniforme. El jurado expresó “Varios de los libros presentados tienen texto o páginas valiosas pero, en conjunto, no están bien logrados”.
En narrativa los miembros del jurado Laura Antillano, Sael Ibáñez y José Luis Palacios seleccionaron tres obras ganadoras: dos de cuentos Duendes de mi casa de Heberto José Borjas y La vida mientras tanto y otros relatos de Edgar Ferreira Arévalo, y una novela Los hijos de Israel de Geyser López. Asimismo recomendaron la publicación de la novela La vuelta de Pepita Garabato de Marilyn Gutiérrez de Vásquez.
Para cada uno de los géneros el premio consiste en la entrega de Bs. 1.500,oo (mil quinientos bolívares fuertes) y la publicación de las obras seleccionadas en Monte Ávila Editores.
PrensaMonte Ávila Editores

jueves, junio 04, 2009

Naufragios

Estoy ungida de naufragios
y en cada cataclismo recuerdo
las sogas que me cuelgan

no hay piso para quien navega
sobre veleros vacilantes
y arrastra
como yo

las alas de pájaros
que forcejean
fuertes
en pugna
por escapar de la isla que llevo por dentro.

miércoles, junio 03, 2009

ADORATORIO




En esta pagoda otoñal
que encierran tus ojos
me siento a exprimir la lascivia
sabrosa
que purifica mi descaro
y me vuelve cínica

PARODIA





Tu silbido encanta la serpiente
que llevo oculta
bajo el traje de mujer difícil

límpiame en el tránsito ácido
de hace un lustro
cuando vacié las palabras
sobre tu amor diminuto

MISERICORDIA


Se misericorde
no destruyas mi reputación indemne
de señora insigne

miento
este antifaz obsoleto
marchito
incomoda más de la cuenta

sílbame la esperanza
en un solo canto
que enlace mi desvergüenza

LA ÚLTIMA PARTICULA


Vencí al cinismo
su mortaja me soporta sin piedad

en esta escalada a la torre del amor
la última partícula de insolencia
se ubica genuflexa
ante su recuerdo

ESTA VERGÜENZA QUE MENGUA


Mi vergüenza mengua
como la astucia del cangrejo
cuando se esconde en la orilla
y la única sílaba valiente
que brota de mi voz
es decirte que sí