viernes, julio 03, 2009





La dignidad del hombre requiere que obre según su libre elección, sin ninguna coacción externa.
Pablo VI