martes, agosto 26, 2008

Sed




Dame de beber.
Estoy árida.
Desértica.
Moja la tormenta seca
que me rompe por dentro.
Humedece el silencio
que nace del vértice
de la inmensa soledad.
Salpica mis aristas
de ese rocío de ti.

4 comentarios:

Alcinoo dijo...

Bellísimo, muito obrigata

josé dijo...

Que bonito poema, bien entradito, Acua, me agrada regresar a leerte, perdón por mi extravío, sigo por aquí, mi afecto.

pastillagecreativo dijo...

Gracias por el poema que me enviaste de Benedetti..no lo conocía, me sirvió para traducirlo al francés y practicar, claro con ayuda...
lo publicare en mi blogs luego..mil besos grandotes amiga...
tus poemas siguen, como siempre deleitándome el alma..
que placer leerte...
Carolina

Wilhemina Queen dijo...

Qué precioso poema!!!!!!!!!!!!!
un saludo cordial,
Verónica