viernes, julio 10, 2009

LA MUERTE , MI HUESPED





Yo vivo con la muerte hospedada en mi lecho. Mientras permanezca sola, me protege... es el precio que cancelo a mis demonios por acariciar sus lenguas.
Mañana se despide el ruido en el andén de los silencios, habrá música en mi aullido de loba abandonada y se prolongará hasta que mi corazón retorne a su oscuro lugar.

7 comentarios:

Ignacio Reiva dijo...

El problema es saber cuál es ese lugar a donde debe retornar el corazón. Un beso

J. L. Maldonado dijo...

Poeta y amiga, extraordinario. Cada verso hace alarde de tu poética....abre con fuerza e identifica la voz y el canto "yo vivo con la muerte hospedada en mi lecho"...y cierra con contundencia a través de esa loba abandonada y de ese corazón. Fantástico.

Ulises V. dijo...

Wooow! Oscuras y hermosas parabras, hermoso texto, un gusto pasar por aqui, como de costumbre. Un abrazo.

CROMOSOME dijo...

"Demasiado oscuro,
Ese corazón ha explosionado..."


Saludos, genial el blog.
Un gusto leerte.

J. L. Maldonado dijo...

Acuarela, sobre mi poema recientemente publicado, te cuento que nunca lo supe y recordar cuántos menos que menos. Ese poema es como de hace 20 años, plena adolescencia, saca cuenta, lo conseguí con amarillo hepático entre mis escombros.
Saludos.

Connie dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
julia del prado morales dijo...

tu prosa poetica de la llamada gotica. Breve contundente, te abraza Julia

http://vienenpajaritasdepapel.blogspot.com