martes, marzo 13, 2007

Comodín

No advertí que el tiempo pasaba
porque estaba fuera del mundo.
Las luciérnagas ladraban
y yo me ocupaba en creer en el pasto que crecía.
¿Quién dijo que había que creer?
-Me dijo un díael mundo paralelo.
Y a ése, no le creí.
Sólo escasas 24 horas y el minuto en que vivo,
ese ha de ser mi tiempo,
el tiempo de un comodín. Lo demás…es adorno
y los adornos sobran.

Acuarela… como un comodín.

1 comentario:

Daniel O. Requelme dijo...

Quien dijo que había que crecer…?


Daniel O. Requelme


www.danielrequelme.com.ar