jueves, marzo 06, 2008

Marzo

En un Marzo, me derramé en tus labios como si éste fuera el tiempo que me toca, el instante donde finalmente, me sonríe el espejo y me muestra segura por dentro y por fuera.
Te regalé un Marzo sin temores, donde enhebré cada frase y te hice un collar con mi ternura.
Así te llevé de la mano, a traspasar el miedo, en Marzo, señalando la salida de un lienzo gris y desvencijado que dejé en un desván como muestra de pasado que ya no importa.
Marzo de paz, en medio de las ráfagas que dejas en el alma de quien un día no creía en la vida. Marzo, mes que tejió en mis fibras la proyección de tus ojos en los míos.
Marzo, te regalé un Marzo, uno que ya se ha ido, era nuestro Marzo.

No hay comentarios.: