viernes, julio 30, 2010

ALTAR AL DESCALABRO



no hay quien santifique este silbido impío
que se niega a abandonarnos

este imperio de la culpa
pincela los paisajes
con aguarrás de miserias

desde aquí puedo colgarme
de la brasa de un mediodía
donde la marcha diaria del odio
nace de una parodia

la gente huye
se despide reiteradamente
sin ningún hallazgo
postergan la caridad
en este altar al descalabro

No hay comentarios.: