martes, marzo 04, 2008

Alma de oveja




¿Dónde van las almas de las ovejas
cuando se les deja ir?
Seguramente dormirán plácidas
sobre el algodón de las nubes.
Quizás de día reboten con alegría
sobre la dulzura de aceras acolchadas.
O puede que solo observen en calma
la caída de la nieve para adueñarse de su blancura.
Me quedó un soplo tibio de su presencia
y una sensación de lana suave y mullida entre mis dedos...
una mirada de papel y un pequeño juguete de felpa.
Suficientes razones para saber
que la ternura se quedará en mi recuerdo cuando la piense.

No hay comentarios.: