martes, marzo 04, 2008

Obvio




No lo digan,
ya se que estoy fingiendo que nada pasa.
He ignorado el cambio,
regalé seguridad.
El amor se estruja y se vuelve mueca.
Y yo, no quiero decirlo.
Rasgo en el aire, no hay peldaños.
No hará falta decirlo cuando se desplome,
caen las hojas,
nada las retiene.
Hay un silencio inhumano,
receptor de indiferencia.
No hay nada por decir,
Están completas las dosis de la apatía.
Lo obvio está en el tapete,
no hará falta decir nada más.

No hay comentarios.: