martes, marzo 04, 2008

Y sin embargo

Hay aves que emprenden un mismo vuelo, planean a la misma altura, sus piruetas son similares y sin embargo, a mitad del camino, se distancian al advertir que sus aleteos ya son diferentes.
Hay seres que en el trayecto se sorprenden al encontrar sueños afines, dignos de compartir vidas, el gusto por el mismo color, el mutuo deleite por las notas musicales, un paladar afín que concuerda a la hora exacta y en el lugar preciso, la mirada coincidente, las manos que se ensamblan perfectamente, la temperatura y el goce semejante de sentirla al amanecer, el olor que subyuga, penetra y seduce, el compás acorde, el mañana en un lienzo recíproco, el futuro solidario en un mapa que revisan a diario, el frío a la misma vez, el abrigo bilateral en el otro, la sonrisa cómplice, un mundo propio repleto de complacencias, el programa consonante que hace reír, la película triste que conmueve, la paz en la derrota, el consuelo en la caída, el alivio en el cansancio… y sin embargo esa misma cercanía similar es quimérica.
Hay seres en absoluta consonancia de acoplar sus vidas…
y sin embargo se convierten en imposibles.

No hay comentarios.: