viernes, febrero 29, 2008

Mírame bien


Mírame bien, por última vez
No sabes más que de palabras repetidas que pretenden sonar a verdad.Bien. No de reojo, más bien obsérvame de frente. Será la única oportunidad que tengas de rogarme que dispare las balas que proyectan mis pupilas. Luego de eso, quédate con hambre de mi, jadeando el vacío de mi verbo, ignorando el despertar de una fiera herida que despertó escuchando la voz de tu desprecio mientras yo, me gastaba en vocablos inútiles. Te hiciste demasiado costoso.Ahora cerraré mis ojos y aguardaré que regreses en oferta.

No hay comentarios.: